Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La llegada de este estado de alarma ha llevado a muchas familias a hacer acopio de alimentos, lo cual puede suponer un reto a la hora de almacenarlos en el frigorífico.

Beko comparte algunos consejos de la mano de sus expertos para almacenar la comida de la mejor forma y garantizar que se conserva el máximo tiempo posible.

  1. Sé consecuente con el tamaño del frigorífico. Si vamos a realizar una compra que requiere conservar alimentos en frío, es importante planificar qué compraremos y en qué sección del frigorífico se almacenarán. No solo es importante el qué, sino también el cuándo, para saber qué alimentos irán a la nevera, para consumir a corto plazo, y en el congelador, para consumir a largo plazo.

  2. Mantener ordenado el frigorífico es recomendable para saber qué productos consumir antes de que se estropeen. Sitúa en la parte posterior aquellos que caducarán más tarde, y en la parte anterior, los que caducarán antes. Asimismo, la puerta es la zona menos fría, siendo el lugar ideal para productos como salsas, mantequillas, o mermeladas. Asegúrate que tu frigorífico está ente 5º y 7º.

  3. Optimiza el uso del cajón 0º. Es la zona más fría de tu frigorífico, aprovéchala para conservar los alimentos más ‘delicados’ y que consumirás en pocos días, como carnes, embutidos, quesos o pescados.

  4. Fruta y verdura, en niveles inferiores. Los cajones inferiores van muy bien para almacenar fruta y verdura. En el caso del frigorífico GN162330XB de Beko, cuenta con dos cajones para separar ambos grupos de alimentos y con la tecnología Everfresh+, que permite alargar la conservación de estos grupos de alimentos hasta 30 días.

  5. La congelación siempre es una opción. No solo es importante mantener el orden en el frigorífico, también lo es en el congelador. Si vas a cocinar grandes cantidades, procura almacenar la comida por raciones e indica la fecha de congelación. Así, evitas tener alimentos durante más de seis meses, que es el límite de tiempo de conservación siempre que tengamos el congelador al menos a -18º.

  6. ¡No renuncies a la fruta fresca! Recuerda que también puedes congelar la fruta y consumirla más adelante en batidos o helados, ya sea para postre o merienda. Limpia y trocea la fruta y colócala bien tapada en el congelador. Es muy útil usar bolsas con cierre zip para este tipo de alimentos.