Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las compañías del sector están plenamente involucradas en el desarrollo de aparatos eficientes y respetuosos con el medio ambiente. Esto no se traduce sólo en una reducción del consumo energético de sus productos, sino que va más allá, impregnando toda la cultura de las empresas.

“La ecoeficiencia está dentro del ADN del grupo Electrolux y engloba desde la producción de los aparatos hasta el uso que luego le dan los consumidores. La preocupación por el medio ambiente y por al ahorro del consumidor y la responsabilidad social son parte de nuestra estrategia de negocio. De hecho, este año hemos publicado el ‘Informe de Sostenibilidad 2015’ y presentamos ‘For the Better’, nueve iniciativas para mejorar nuestras soluciones, operaciones y la sociedad en general. Con esta iniciativa, integramos más la sostenibilidad dentro de nuestro negocio. Desde la definición de los nuevos objetivos en el desarrollo y fabricación de productos, hasta el desarrollo y apoyo de iniciativas en todo el mundo. Dentro de las iniciativas planteadas en ‘For the Better’ se encuentran mejoras en nuestras soluciones y operaciones, como eliminar materiales nocivos para minimizar el impacto medioambiental, o mejorar la sostenibilidad en toda la cadena de suministro.

Este compromiso con la eficiencia energética nos ha llevado a conseguir diversos reconocimientos, como el RobeconSAM. Por quinto año consecutivo, Electrolux ha sido elegido líder en la categoría de productos domésticos duraderos en su ‘Anuario de Sostenibilidad’, calificación anual que reconoce a las empresas con las mejores prácticas en sostenibilidad, entre 2.000 empresas de todo el mundo. Además, sólo en 2015, hemos invertido más de 600 millones de euros en I+D y en proyectos de eficiencia”, especifica Norma Espinosa, responsable de Comunicación de Electrolux España.

Además, explica que la compañía está trabajando en tresáreas: “conseguir mejores soluciones, porque el uso de los productos tiene un gran impacto medioambiental; mejorar las operaciones, estableciendo un protocolo para empleados y socios; y mejorar la sociedad, porque cuidar de las comunidades y el planeta es bueno también para nuestro negocio”.
Igualmente, desde Samsung se explica que “como fabricante mundial comprometido con crear un mundo y un futuro mejor, la ecoeficiencia es una de nuestras prioridades a la hora de desarrollar productos y suministrar servicios. Por ello, empleamos el talento de las personas que integran Samsung y nuestra avanzada tecnología en resolver los desafíos medioambientales de nuestro tiempo. Establecimos un proceso de ecodiseño en 2008 que exige la validación medioambiental en la etapa de desarrollo de todos nuestros productos. En 2016, hemos obtenido la distinción ‘Gold Class’ en el Índice de Sostenibilidad Dow Jones, el índice de sostenibilidad más prestigioso del mundo, como fabricante líder de electrónica de consumo”.

La compañía desgrana en qué se concretan sus políticas medioambientales. “Mantenemos estrictas políticas de respeto medioambiental en todo el ciclo de vida de nuestros productos, desde la compra de materias primas a la producción, la distribución, el uso y el reciclaje. Continuamente, revisamos nuestros procesos y prácticas y, gracias a estos esfuerzos, hemos reducido nuestras emisiones contaminantes en un 57% desde 2008. También hemos reforzado nuestros programas de reciclaje y recogida de productos. Hasta la fecha, hemos recogido y reciclado más de 355.000 toneladas de residuos electrónicos en todo el mundo, y más de 34.000 toneladas de plástico han sido recicladas y reutilizadas en nuevos productos Samsung. La continua innovación nos permite crear productos que tienen beneficios medioambientales a largo plazo, tanto para las personas como para el planeta. En nuestro programa ‘Eco-Management 2020’, nos hemos marcado ambiciosos objetivos como reducir un 70% las emisiones de gases de efecto invernadero en nuestros proceso productivos, y en 250.000 toneladas en nuestros productos, comparado con los niveles de 2008. Para alcanzar estos objetivos, desarrollamos e implementamos tecnologías de ahorro energético en todas las etapas de diseño y desarrollo de productos”.

Ver reportaje completo >>>>.