Escrito por 13:45 Destacado, Empresa

Proyectos españoles compiten por el premio europeo Green Alley por la economía circular

Compartir

Dos proyectos españoles innovadores centrados en la economía circular, desarrollados por las compañías ScrapAd y The Gravity Wave, competirán este año en las votaciones online de la octava edición del premio europeo Green Alley Award, de las que saldrá el finalista elegido por el público.

Votación finalista del público Green Alley Award 2022La mecánica de las votaciones dictamina que la compañía más votada de entre las 20 seleccionadas se hará automáticamente con uno de los seis puestos de la final de este concurso, organizado por el Grupo Landbell y sus filiales, entre las que se encuentra European Recycling Platform (ERP), y que tiene una dotación económica de 25.000 euros para el ganador.

Por otro lado, los cinco finalistas restantes serán seleccionados por el jurado del premio, compuesto por un comité de expertos. En total, han sido ocho las compañías españolas presentadas a concurso en la octava edición de este concurso que  premia cada año el servicio o producto más innovador en el ámbito de la economía circular, desarrollado por una startup europea.

El 28 de abril de 2022, los seis finalistas serán invitados a Berlín, donde tendrán una reunión con expertos en economía circular y otras startups para llevar a cabo sesiones de trabajo. Asimismo, por la noche, cada uno de los finalistas tendrá la oportunidad de presentar su idea ante una audiencia en el escenario y frente al jurado que fallará al ganador.

Dos conceptos españoles por la economía circular

La primera de las dos empresas que se postulan al premio es ScrapAd, Eibar (Guipuzcoa), una plataforma global de referencia para el sector de reciclaje, dedicada al comercio de materiales. Adaptada a la demanda actual, nació con dos objetivos fundamentales: ayudar a los recicladores a encontrar la mejor contraparte de compra o venta para los materiales que disponen, de forma transparente y a golpe de click, y, como consecuencia, reducir al mínimo los residuos que acaban depositándose en vertedero, apoyando así la economía circular y el cuidado del medioambiente.

Y, la segunda, la alicantina The Gravity Wave, cuyo objetivo es limpiar mares y océanos de plásticos para transformarlos en productos circulares. Esta plataforma coordina la recogida de plásticos del mar Mediterráneo a través de una flota de más de 150 barcos pertenecientes a pescadores tradicionales dedicados a la pesca sostenible. Posteriormente, el material se trata, almacena, recicla y transforma en productos 100% sostenibles. Todo ello lo realizan cofinanciando sus operaciones a través de empresas adheridas a las que facilitan su colaboración verde, recogiendo plástico en su nombre todos los meses.  Su objetivo es frenar la contaminación ambiental, salvar la vida de especies marinas y recuperar ecosistemas dañados por el plástico, facilitando con su “ola” que cada vez sean más las empresas responsables que colaboran.


Compartir
Close