Escrito por 10:30 Destacado, Empresa

¿Cómo elegir el robot aspirador más adecuado?

Compartir

Nuestro día a día es un sin parar, entre el trabajo y, en el caso de quien los tenga, los niños, poco tiempo nos queda en el día para organizar o limpiar nuestra casa. Y, si quedara algo lo que menos nos apetece es encerrarnos en nuestro hogar a ponernos a limpiar, sino que buscamos descansar, ir al gimnasio o dedicar ese tiempo al ocio, por poner algunos ejemplos. En este sentido, los electrodomésticos inteligentes, y en este caso el robot aspirador se convierte en un gran aliado, ya que se encarga de mantener el suelo limpio sin esfuerzo, libre de polvo, pelos de mascota, arena o cualquier otro tipo de suciedad. De este modo, este dispositivo cada vez acompaña más hogares.

Sin embargo, elegir qué robot aspirador nos compramos se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza. De los que pocos aparatos caros y no demasiado eficaces, se pasó a una amplia variedad de robots, de distintas marcas, que llevan a cabo su trabajo con una elevada efectividad, consiguiente un gran rendimiento en la limpieza y favoreciendo la comodidad a sus usuarios.

Podemos encontrar diferentes tipos de robot, los que aspira únicamente polvo, los friegasuelos, que no cuentan con cepillos que aspiren la suciedad, otros parecidos, pero con mopa, y los más demandados en estos momentos, son los que cuentan con sistemas de succión y además mopa que abrillanta el suelo.

Características de cualquier robot de aspiración

vacuum cleanerPara conocer cuál es el mejor robot aspirador, lo primero que tenemos que saber es qué necesitamos, saber qué robot aspirador es el que nos hace falta para nuestro hogar y en qué características debemos fijarnos para conseguirlo. Conozcamos estas características más destacadas.

Precio: este es uno de las características más importantes, pues es el que va a marcar el intervalo en el cual nos moveremos. Como es lógico no es lo mismo un robot de 100 euros o uno de 600, sin embargo, también hay que tener presente que no siempre un precio mayor significa tener un mejor robot o mejores prestaciones. También es importante conocer la relación calidad-precio o prestaciones-precio, es decir, maximizar lo que se obtiene a cambio de lo que se paga.

Autonomía: el tamaño de la casa deberá ser un punto esencial a la hora de elegir este dispositivo, ya que es el que definirá la autonomía del aparato. Por ejemplo, antes dos robots de iguales características deberemos decantarnos por el que mayor tiempo de funcionamiento pueda garantizarnos.

Sensores y sistema de navegación: esencial para una correcta limpieza de todos los puntos de la vivienda. En la actualidad casi la totalidad de los robots cuentan con sensores anticaída y diferentes sensores de colisión. Por otro lado, los sistemas de navegación que pueden tener estos dispositivos son:

  • Navegación aleatoria: o también llamada en tiempo real, con ésta el robot va decidiendo a medida que se mueve, en función de lo que se va encontrando, no tiene memoria. No sigue un orden determinado. Se trata de un movimiento caótico, que no suele ser muy eficiente, ya que puede pasar muchas veces por el mismo sitio, sin embargo, tras varias pasadas recórrela mayoría de la superficie a limpiar. A veces se le puede combinar con sistema de infrarrojos que hacen que se mueva con algo más de inteligencia.

  • Navegación ordenada: basa en giroscopio, una especie de brújula digital permite al robot saber en qué dirección se mueve y los grados que ha girado. Así estos robots son capaces de trazar un mapa del hogar, de modo que navegará siguiendo grandes líneas rectas y cubriendo la casi totalidad de la superficie a limpiar.

  • Mapeado con cámara: con el desarrollo hace años de la tecnología vSLAM para el mapeado del hogar, se equipó a algunos robots con una cámara que visualiza el hogar y con un sistema de procesamiento, convierte estas imágenes en un plano de la casa. Con el paso de los años, esta técnica se ha ido perfeccionando, con mejores cámaras, mayor capacidad de procesamiento…, que unidos a otros sensores se consiguen cada vez mejores resultados. Algunas de las desventajas de esta tecnología es su poca eficiencia en entornos oscuros o de poca luz, dado que utiliza una cámara para ver.

  • Mapeado con láser: los robots que se equipan con este sistema consiguen un mapeado más preciso. Se incorpora en una torreta que es fácilmente identificable que gira 360º lo que hace que se proyecte el haz de láser en todas las direcciones, la luz rebota hacia la torreta y permiten que el robot calcule exactamente las distancias y construir un mapa preciso del espacio.

vacuum cleanerPotencia de succión: otra de las características que se deben tener en cuenta para elegir un aspirador inteligente. La potencia se mide en pascales, siendo los más potentes, sobre 1.800 Pa los que mejor limpian. Sin embargo, la potencia de succión no es el único elemento que se debe tener en cuenta a la hora de determinar la eficacia de este tipo de aparatos, ya que se debe tener en cuenta otros elementos como la disposición de los cepillos. Algunos de estos robots incluyen un sistema que aumentan la potencia de manera automática cuando detectan, por ejemplo, que se encuentran sobre una alfombra.

Capacidad del depósito: dependiendo del tamaño de la vivienda, o de si contamos con mascotas en casa, el depósito tendrá que ser más o menos grande.

Sistema de filtrado: habitualmente éste será HEPA, que alcanza una eficacia del 99,95% o superior. Si tenemos mascotas o convivimos con personas alérgicas es importante que el robot cuente con este tipo de filtro, ya que garantiza la eliminación del 100% del polvo y los pelos. Esto es posible gracias a que incorporan una malla de fibras de vidrio que evita la propagación de bacterias y ácaros.

Cepillos: en el mercado existen dos tipos de robots, los que tienen un cepillo central, que aspira desde la parte central, y los que cuentan con dos aspas en los laterales y una boquilla que aspira la suciedad. Con respecto a los cepillos laterales, los hay con dos y otros que solo disponen de uno, lo que hace que capturen más fácilmente el polvo. El cepillo central suele ser una combinación de cerdas y silicona, mejorando los antiguos únicamente de cerdas. Suele ser rotatorio, lo que hace que limpien perfectamente las alfombras y moquetas, ayudando a profundizar.

Dimensiones:  en ocasiones este aspecto no se tiene en cuenta, pero hay que dedicarle un tiempo, aunque sea mínimo, ya que una vez comprado podemos darnos cuenta de que no es capaz de pasar por debajo de algún elemento o entre las patas de las sillas.

Forma: aunque lo habitual es que estos aparatos sean redondos, algunas marcas ofrecen distintas formas ya que los redondos pueden llegar a tener cierta dificultad a la hora de limpiar rincones y esquinas. Por eso algunos de los dispositivos cuentan con una forma más cuadrada, o por ejemplo en forma de D, es decir, uno de los lados curvo y otro plano, de manera que pueda acercarse sin problemas a los rincones y esquinas, lo que le permite realizar un gran trabajo en esos espacios.

Programación y control: como en casi todos los aparatos del hogar, la gran mayoría de los robots aspiradores se controlan y programan desde una aplicación móvil gracias a la señal wifi. Lo que permite una mayor comodidad o versatilidad, observando la limpieza desde un mapa que ha llevado a cabo el robot en la aplicación. Igualmente, permite que se limpien habitaciones específicas o espacios determinados. O que se le prohíba la entrada en ciertas estancias.

En definitiva, para poder conseguir un dispositivo que nos facilite despreocuparnos de la limpieza, necesitamos elegir un robot que se adecúe a todas ellas.


Compartir
Close