Escrito por 09:53 Destacado, Empresa, noticias de interies, patrocinado

Seis consejos para montar tu propia sala de cine en el hogar

Compartir

Con la aparición de la pandemia de la COVID-19, estuvimos obligados a encerrarnos en nuestra casa y pasar nuestro tiempo libre en nuestras estancias. Gracias a ello hemos aprendido a disfrutar de las posibilidades que nos ofrecen nuestras viviendas, y aunque es cierto que a día de hoy hemos vuelto a salir de nuestros hogares, hemos vuelto a quedar para ir a las grandes salas de cine, también nos hemos dado cuenta de lo interesante y divertido que puede ser tener nuestra propia sala de cine en el hogar.

A pesar de que nada supera a la experiencia de la gran pantalla para películas o videojuegos, el cine en casa es una afición que cada día se está poniendo más de moda. No obstante, es importante tener en cuenta ciertos aspectos para montar una sala eficiente sin salirnos del presupuesto.

El espacio: lo primero a tener en cuenta para montar un cine en casa es elegir el espacio correcto para ello, puede ser interior o exterior. El primer detalle es que debe ser amplio para poder acomodar sillones o asientos, así como la pantalla principal, para que todos los visitantes puedan ver la proyección perfectamente.

Proyectores o televisión: una vez que se tiene presente el espacio, lo siguiente es elegir la pantalla. En este sentido existen muchos tipos de pantallas y maneras de incorporarlas en casa, algunos tan caseros como una sencilla sábana blanca hasta la más sofisticada de las pantallas. Igualmente, habrá que elegir entre proyector o televisión, en este sentido, aunque una televisión pueda parecer mejor opción, si realmente se busca una experiencia 100% cinematográfica, la sensación que ofrece un proyecto sobre una pantalla es incomparable. Por lo que el proyecto es otro elemento indispensable para proyectar la película. Como desventaja a los proyectores destaca que su instalación es más compleja.

Pantalla: como hemos indicado anteriormente, la instalación de los proyectores es más exigente, ya que la televisión puede colocarse en cualquier mueble o colgarla en una pared. No obstante, el proyector deberá ser ubicado a cierta distancia de la pantalla ya que de esta manera se conseguirá el tamaño de proyección deseado. A pesar de que podemos proyectar sobre una pared, siempre existen imperfecciones, por lo que una pantalla se convierte en la solución más recomendable si buscamos aprovechar las características del sistema. En el momento de decantarnos por una pantalla u otra nos encontramos las siguientes:

  • Pantallas de pie, se usan más habitualmente en presentaciones.

  • Pantallas fijas de pared, son las más asequibles, se queda instalada de forma permanente en la pared que elijamos.

  • Pantallas enrollables, quedan fijas en el techo, pero pueden extenderse o recogerse liberando el espacio de la pared.

La elección de la pantalla y el proyector han de valorarse conjuntamente.

Iluminación: un punto clave para que los dos anteriores funcionen, es contar con una luz tenue, para evitar el exceso de reflejos, y que los colores de la imagen se pierdan.

Sistema de sonido: cuando acudimos a una sala de cine lo que buscamos es disfrutar de un espacio agradable, pero sobre todo de un sonido envolvente, algo que se puede imitar en casa. Lo principal es saber dónde lo vamos a instalar, de esta manera elegiremos el correcto sin excedernos o quedarnos cortos. Lo más recomendable para contar con un sonido envolvente es que sea, por lo menos 5.1, es decir, 2 altavoces frontales, 2 traseros, 1 central y un subwoofer. Por lo que se recomienda acudir a un Home Cinema, aunque también existen las barras de sonido que también cubrirán la necesidad, son recomendables es un espacio pequeño.

Asientos cómodos: es un punto destacable ya que la comodidad en el momento de ver una película en nuestra casa particular es primordial, así como la ubicación y distancia de los sillones en la zona de proyección es un factor muy importante a tener en cuenta para poder disfrutar al máximo del cine en casa.

Con estos consejos podemos disfrutar de una tarde de cine con nuestros más allegados, un espacio acogedor en el que todo se ha tenido en cuenta para que todo salga perfecto. Con unos pequeños detalles podemos transformar nuestro hogar en una estupenda sala de cine.


Compartir
Close