Escrito por 09:30 de interes, Empresa, patrocinada

Fomentando el uso responsable de la tecnología en niños

Compartir

Nos encontramos inmersos en una vorágine digital donde los dispositivos electrónicos está omnipresente en todos los aspectos, por ello es de vital importancia guiar a nuestro hijos hacia un uso responsable de la tecnología en niños. A continuación, plantearemos algunas estrategias que podemos llevar a cabo para fomentar una relación saludable y educativa con la tecnología que puede caer en sus manos desde una edad temprana.

Diez tips para que el uso de la tecnología en niños sea saludable

Establecer límites y rutinas: lo principal será definir límites claros sobre cuánto tiempo pueden pasar los niños frente a las pantallas y establecer horarios específicos para el uso de dispositivos. La consistencia en las rutinas ayuda a los niños a comprender que el tiempo en línea es una parte de sus actividades diarias, pero no la única.

Modelar un comportamiento ejemplar: está claro que los niños son grandes imitadores, y aprenden mucho observando a sus padres y cuidadores. En este aspecto, si los propios adultos demuestran un uso equilibrado y responsable de la tecnología, es más probable que sigan su ejemplo. Establece momentos sin tecnología en casa para fomentar la interacción cara a cara y el tiempo de calidad en familia.

Promover contenidos educativos: lo ideal es que los niños utilicen la tecnología como una herramienta educativa. Por ello, lo ideal sería descargar aplicaciones y juegos que estimulen el aprendizaje y el desarrollo cognitivo. Muchas plataformas ofrecen contenido educativo que combina diversión y conocimiento.

Conversaciones abiertas: parte esencial es tener una comunicación abierta con los niños sobre lo bueno y lo malo del uso de la tecnología. Establecer cuestiones sobre la importancia de la privacidad en línea, la identificación de contenido apropiado y cómo enfrentar los desafíos en línea.

Filtrar contenidos y establecer controles parentales: utilizar herramientas de control parental para filtrar el contenido al que los menores puedes acceder permite limitar ciertos sitios web y aplicaciones, garantizando que la experiencia en internet sea segura y apropiada para su edad.

Promover el juego al aire libre: no debemos olvidarnos de equilibrar el tiempo de pantalla con actividades al aire libre y juegos físicos. Establecer un vínculo entre el juego físico y la diversión en línea puede fomentar un enfoque equilibrado hacia el entretenimiento.

Enseñar sobre la importancia de la privacidad: una conversación indispensable es hacerles ver que es muy importante proteger la información personal en internet. Para ello lo esencial será enseñar conceptos básicos de privacidad, como no compartir contraseñas y ser consciente de lo que publican en redes sociales.

Crear espacios compartidos: lo ideal sería contar con los ordenadores en áreas comunes de la casa, donde todo el mundo tenga acceso, lo que facilita la supervisión de las actividades y fomentar la interacción familiar.

Establecer reglas para dispositivos móviles: en caso de que ya tengan la edad para contar con un móvil, igualmente se deben establecer reglas específicas sobre su uso. Por ejemplo, que durante la noche se carguen fuera de las habitaciones.

Involucrar a los niños en decisiones: si hacemos que los niños se involucren podemos llegar a un acuerdo sobre qué aplicaciones educativas elegir, elegir en consenso el tiempo de pantalla…

En definitiva, fomentar el uso responsable de la tecnología desde una edad temprana no solo ayuda a los niños a desarrollar habilidades digitales, sino que también les enseña a ser ciudadanos conectados responsables. Al combinar límites claros con la educación continua, se puede lograr un equilibrio saludable entre el mundo digital y las experiencias del mundo real.


Compartir
Close