Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cocinar sin humos, sin olores, sin ruido, sin campana, ahora es posible. Con los sistemas de extracción de superficie BORA, este sueño se convierte en realidad. BORA aspira los vapores de cocción allí donde se generan: en la placa de cocción.

Con BORA volveremos a cocinar sin miedo a los olores y a disfrutar de lo que realmente importa en la cocina: compartir la buena comida entre familiares y amigos, cocinando juntos en un ambiente agradable.

El extractor de superficie BORA es mucho más efectivo que una campana de humos tradicional; además, consume menos energía, es sumamente silencioso y representa un auténtico hito del diseño.

BORA Professional, el modelo de alta gama de la marca alemana de sistemas de cocción con la extracción integrada, es la solución perfecta para el cocinero exigente: un extractor de superfície eficiente, elegante y de gran solidez que puede integrarse en un proyecto de cocina personal sin imponer una presencia dominante.
Para los amantes del buen cocinar, la primera línea de productos BORA se ha convertido en una obra maestra con reconocimiento internacional que lleva marcando tendencias en Centroeuropa desde 2010: una placa de cocción con un diseño extra profundo que permite trabajar simultáneamente con dos grandes sartenes o cazuelas, colocadas una detrás de la otra.

Tanto si prefiere inducción total, inducción con dos zonas de cocción, la placa HiLight con o sin asador, la placa de gas o Hyper, el wok como el Teppan Yaki de acero inoxidable, BORA Professional le ofrece una amplísima gama de posibilidades para su proyecto de cocina. Todos estos sistemas pueden combinarse libremente y se ofrecen en sus versiones de extracción y de recirculación. Los mandos giratorios de acero inoxidable transmiten una imagen de absoluta solidez, resultando a la vez sumamente prácticos y ofreciendo las funciones de las que solo suelen disfrutarse en las grandes cocinas profesionales.

Además, como novedades destacan BORA Classic 2.0 y BORA Pure. El primero es un sistema modular de flexibilidad e individualidad máxima que se basa cien por cien en la innovadora tecnologia desarrollada exclusivamente por BORA. Su estética purista-minimalista aporta elegancia a cualquier cocina moderna en un montaje enrasado, integrándose así a la perfección en su arquitectura. El segundo es una línea de producto completamente nueva con un innovador desarrollo de extracción del filtro de recirculación a través de la tobera y sistema compacto, sirviendo de puerta de acceso al mundo BORA.

Ventajas del sistema

Aire fresco

Cuanto más se dispersan los vapores de cocción antes de ser aspirados, más se distribuyen las partículas de olor y grasa en el ambiente, más penetran en los tejidos y se depositan en la superficie de los muebles. En consecuencia, los olores de los platos fritos, cocidos o a la parrilla siempre acompañan a los cocineros y los comensales. Con BORA, todo eso se acabó ya que las partículas de grasa liberadas al cocinar ya no se distribuyen por el ambiente al ser aspiradas por el filtro de acero inoxidable.

Eficacia

Las campanas extractoras convencionales consumen muchos recursos para obtener un rendimiento proporcionalmente bajo. Los vapores y olores recorren largas distancias hasta ser aspirados. Los extractores de superficie BORA son la solución inteligente gracias a la velocidad de flujo y a la innovadora tecnología de los motores, que se encargan de aspirar los vapores directamente donde se producen. Sin rodeos, sin malgastar innecesariamente un gran volumen de aire, por lo que también se ahorrará energía.

Silencio

A potencia máxima, el nivel de ruido que genera BORA es incluso más bajo que el que produce un filete cuando lo hacemos a la plancha. Esto es posible gracias a su sofisticada técnica, con motores de funcionamiento silencioso que se situan en el zócalo, y no a la altura de la cabeza. Por otra parte, el silenciador integrado se encarga de insonorizar aún más el bajo ruido producido.

Vista Libre

Adiós a los golpes contra cantos y esquinas a la altura de la cabeza. Olvídese de cocinar encorvado y de los vapores molestos que le tapan la vista o le empañan las gafas. Disfrute de un horizonte despejado. Especialmente en el caso de las cocinas abiertas, gracias a BORA los cocineros de la casa dejan de verse marginados y pasan a formar parte de la reunión.

Libertad de planificación

Gracias a BORA existen nuevas posibilidades en la planificación de la cocina. Puede hacer todo aquello que siempre había deseado hacer.

Cocinar delante de la ventana, en la buhardilla, en una isla de cocina sin una campana molesta, disfrutar de más espacio para armarios colgantes en cocinas pequeñas o crear un diseño minimalista de líneas claras. Y todo ello con mucho más espacio en los muebles bajos gracias a sus compactas dimensiones.

Limpieza sencilla

La limpieza de las campanas extractoras es un problema de por sí; resulta laboriosa, requiere tiempo y, a menudo, herramientas o una escalera. Con BORA, la limpieza será más fácil gracias a que las tres piezas móviles que se pueden desmontar a mano en unos segundos sin necesidad de herramientas y son aptas para el lavavajillas.

Mejores materiales

Hemos aunado materiales de primera calidad que garantizan una alta funcionalidad y una larga vida útil en un sistema Premium sin concesiones. Todas las piezas metálicas de los extractores de superficie BORA están fabricadas en acero inoxidable puro. Las placas de cocción HiLight y de inducción están elaboradas con vitrocerámica libre de metales pesados.

El principio de Bora 0 la física puede ser tan bella

El extractor de superficie BORA es más eficaz que las campanas de extracción convencionales.

¿Por qué? Porque el sistema BORA funciona por velocidad de aire. BORA crea un flujo transversal que aspira los vapores de cocción de las ollas y las sartenes directamente hacia el extractor.

Los vapores y los olores se elevan a una velocidad máxima de 1 metro por segundo. BORA genera un flujo transversal de aire de una velocidad de 4 metros por segundo, que contraresta la tendencia natural de los humos a ascender y los aspira hacia abajo, allá donde se generan, directamente en la placa de cocción, eliminándolos por completo.

En comparación con el sistema BORA, los extractores convencionales, que funcionan por volumen de aire, consumen más energía y resultan menos eficaces, debido a que gran parte de los humos nunca llega a la campana y se dispersa por el ambiente.