Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hace poco más de un año, One For All contaba con una participación del 5,1% en el mercado de soportes universales de televisión, según GfK, una cuota de más de 10 puntos inferior a la marca líder. Ahora, los datos que proporciona la consultora no pueden ser mejores, ya que One For All está al frente de la lista con un 13,1% de unidades vendidas, medio punto más que su inmediato perseguidor.

Además, la firma sigue teniendo un gran potencial. De hecho, One For All es la marca que más ha crecido en el mercado de soportes en un año, con un aumento del 83,9% (fuente GfK). Este éxito se basa en su gran capacidad de innovación en la creación de nuevos productos, en el servicio que ofrece a la distribución y en la atención pre y postventa al cliente.

Para ver la televisión nada mejor que tener un soporte One For All en casa. Para ello, la compañía ofrece una amplia gama soportes de pared ultradelgados, para todos los tamaños de pantalla y asequibles. Ya sea fijo, con inclinación y giro ajustable, siempre hay un soporte One For All para cualquier necesidad. Incluso alguno de sus modelos permiten montaje en esquina.

Entre los últimos soportes que la compañía ha lanzado destaca la gama desoportes de pared Solid, formada por diversos modelos aptos para pantallas de hasta 60”, con movimiento basculante e inclinación. Así, dentro de la línea Flat el modelo WM4410 es perfecto para televisores LCD, LED y plasma con pantallas de 32 a 60” y hasta 40 kg. Dentro de la gama Tilt, el WM4220 es compatible con televisores LCD y LED de 13 a 42” y hasta 30 kg; mientras que el WM4420 está diseñado para televisores de plasma de 32 a 60” y 35 kg. Ambos soportes permiten que las pantallas puedan realizar un movimiento basculante de 15º máximo. La gama Solid se completa con cuatro soportes de la línea Turn: WM4240 y WM4250, para televisores LCD y LED de 13 a 42” con un peso de hasta 30 kg; y WM4440 y WM4450, fabricados para pantallas LCD, LED y plasma de 32 a 60” y capaces de sostener 30 y 25 kg, respectivamente. Estos cuatro modelos tienen un movimiento basculante de 15º y poseen giro variable y ajuste de inclinación de 90º o 180º, según referencia.

La compañía también cuenta con soluciones para televisores de mayores pulgadas. Un buen ejemplo son las gamas de soportes de pared Slim y Ultra Slim, para televisores de hasta 70”. La serie Slim, disponible en blanco y negro, es ideal para equipos de 13 hasta 32” y de hasta 30 kg, y consta de tres líneas diferentes: Flat, con diseño fijo de perfil bajo que complementa los diseños de televisores planos; Tilt, con movimiento basculante para adaptar el televisor a diferentes alturas; y Turn, con giro variable y ajuste de inclinación de 45, 90 y 180º. Por otro lado, la serie Ultra Slim, diseñada para grandes televisores de hasta 70” se presenta también en las series Flat, Tilt y Turn, cuyos soportes se mantienen rectos durante el montaje y a una distancia de tan sólo 13 mm de la pared. La línea Flat está diseñada para mantener el televisor fijo; Tilt, por su parte, cuenta con un movimiento basculante; mientras que Turn brinda un ajuste de inclinación variable (45, 90 y 180º) para una posición de visualización perfecta. Ultra Slim está disponible en color plata y blanco, lo que la convierte además en un bonito accesorio para el hogar.