Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

MAGEFESA apuesta por la olla a presión eléctrica para adaptar su producto tradicional más famoso a las necesidades y costumbres del presente. Su nuevo modelo Easy Express mantiene todas las funcionalidades de la versión convencional, pero va más allá del concepto de cocina clásica. Sus nuevas prestaciones, y el hecho de que no necesite de una placa o fuego, la convierten en la mejor aliada para aquellos que lleven un estilo de vida moderno y aprecien una dieta rica, variada y saludable.

La olla a presión eléctrica de MAGEFESA destaca, entre otras propiedades, por un manejo sencillo y cómodo. Sus diferentes funciones permiten preparar arroces y legumbres, pero también todo tipo de pescados, carnes, verduras, y hasta los más sofisticados postres. Se maneja con una interfaz muy intuitiva y completamente en castellano, diseñada así para ser accesible para todos los usuarios. Además, permite dejar la olla programada para que se ponga en funcionamiento en el momento deseado.

Una vez esté en marcha, la olla nos indicará el fin del programa con una señal sonora y se apagará automáticamente, eliminando el riesgo de que la comida se pase o se queme. De esta forma podemos despreocuparnos y aprovechar el tiempo de cocinado para cualquier otra actividad. Si nos quedamos cerca, notaremos que la Easy Express trabaja de forma totalmente silenciosa, una gran ventaja respecto al resto de ollas que hace su uso más agradable y cómodo.

Otra propiedad de la que hace gala la nueva olla a presión eléctrica es de no utilizar más energía de la necesaria para cada receta. Cuando la olla alcanza la temperatura que hemos seleccionado, se pausa y deja de consumir. A partir de ahí, se conectará solo cuando haga falta aumentar la presión para mantener la temperatura estable. Esta optimización de energía es una apuesta clara por la sostenibilidad medioambiental, que sirve además para ahorrar en la factura de la luz.

Una olla a presión más cómoda y segura

La Easy Express consta de un exterior robusto y de un recipiente extraíble donde se colocan los alimentos, producido en aluminio antiadherente y apto para lavavajillas. Está disponible en tres capacidades distintas de 2, 4 y 6 litros, para poder atender de 3 a 7 comensales, y cuenta con el mismo diámetro de las ollas MAGEFESA tradicionales, haciendo sus accesorios y complementos perfectamente intercambiables.

La olla eléctrica se adapta al ritmo y las demandas de las familias de hoy: ahorra hasta un 70% de tiempo en la cocina, es fácil de limpiar, ocupa poco espacio e incluye un libro con 50 recetas para que sea muy fácil diseñar un menú semanal equilibrado. La Easy Express puede servir, incluso, para sustituir la función de una batería de cocina completa (en, por ejemplo, una segunda residencia, un camping, o un local sin dicha infraestructura).

La seguridad, un pilar que ha acompañado a la marca en sus más de 80 años de andadura, alcanza nuevos hitos con el modelo Easy Express. Al tratarse de una “olla fría”, se puede tocar con las manos mientras está encendida sin provocar quemaduras. Cuenta con la válvula de trabajo habitual para regular la presión interior y, además, un sensor que imposibilita abrir el recipiente una vez ha empezado a funcionar. Añade, además, un filtro para evitar que trozos de alimentos puedan obstruir la válvula de seguridad.

La nueva olla a presión eléctrica que MAGEFESA incluye en su catálogo de pequeño electrodoméstico abre, en definitiva, un mundo de posibilidades para las cocinas modernas. Una fuerte apuesta por la innovación que mira al futuro mientras se mantiene fiel a la esencia de la marca: materiales de primera calidad, diseños señeros con ingeniería española, garantía de durabilidad y el servicio técnico más amplio del mercado. Todo ello con una relación calidad-precio asequible para todos los bolsillos.