Escrito por 10:30 Destacado, Empresa

Nadar y escuchar música con auriculares, ¡sin problema!

Compartir

Ya se han acabado las fiestas navideñas, y empiezan a notarse los excesos que hemos hecho estos días. Ha llegado el momento, con el nuevo año, de ponerse en forma, y un deporte que ejercita casi la totalidad de nuestro cuerpo es la natación, sin embargo, la gran mayoría de las veces nadar durante mucho tiempo puede resultarnos aburrido porque lo llevamos a cabo de manera individualizada y sin ningún tipo de entretenimiento. Pero esto ya no es ningún problema pues existen en el mercado dispositivos que pueden amenizarnos esos momentos de cuidado personal.

natacion nadandoPero, ¿qué deben tener unos buenos auriculares para natación? Una pregunta clave que muchos nadadores se hacen cuando buscan este tipo de accesorio. Ya que del mismo modo que cuando elegimos unos auriculares deportivos, debemos tener en cuenta ciertos elementos, a la hora de elegir unos acuáticos debemos tener presente otras indispensables.

Las características de unos auriculares acuáticos

Resistencia al agua: aunque parece obvio, no es lo mismo que un auricular sea resistente al agua a que los podamos utilizar para nadar.  Habitualmente, los modelos que indican que son resistentes al agua hacen alusión a la certificación IP57, ya que soportan el sudor, la lluvia o la salpicaduras de agua, sin embargo esto no es suficiente si queremos nadar con ellos, por lo que deben incorporar la certificación IPX38, que permiten la resistencia a la inmersión total y completa. Es aconsejable que se soporten sesiones de hasta tres metros de profundidad durante largos periodos de tiempo.

Almohadillas adecuadas: en el caso de que el agua consiga penetrar nos provocará infinidad de molestias durante el entrenamiento, por eso lo más recomendable es que se pongan cuando estén totalmente secos.

Talla de la almohadilla: lo más habitual es que los modelos cuenten con diversos tipos de almohadillas, de distintos tamaños y grosores, los cuales pueden adaptarse a los oídos de todos los deportistas. Para los auriculares de agua están las almohadillas in-ear que permite que el conducto auditivo se encuentre totalmente aislado del exterior, evitando que entre el líquido en el interior.

natacion flotandoDiseño ligero, cómodo y buen agarre: gracias a estas características conseguiremos que no nos molesten mientras nadamos ni se suelten de nuestras orejas, con el riesgo de perderlos. Podemos encontrar formatos tipo in-ear con diadema o incluso de conducción ósea, que permite transmitir el sonido a través de los huesos de la cabeza, lo que favorece que se quede libre el pabellón auditivo y, así, conseguir escuchar el sonido ambiente.

Auriculares sumergibles: si pensamos en utilizar auriculares bluetooth es importante que tengamos presente que para nadar de poco nos van a servir ya que ésta conexión no funciona bajo el agua, lo que no permite transmitir datos. Por esta razón los más versátiles son aquellos con memoria interna, que a la vez pueden usarlos fuera de agua.

Memoria interna: esto dependerá de lo que necesitemos o para lo que vayamos a utilizarlo, por ejemplo, en el caso de usarlos únicamente para escuchar música puede ser suficiente 4 GB, sin embargo, si escuchamos audiolibros, podcasts u otro tipo de contenidos que son de mayor tamaño con al menos 8 GB de memoria.

Autonomía: a pesar de que cuanto más ligeros y compactos sean estos auriculares, más fácil será utilizarlos para esta actividad, esto también hace que quede menos espacio para integrar una batería grande. Es habitual encontrar modelo que cubran en torno a las 7-10 horas.

En definitiva, con estos dispositivos podremos pasar un rato entretenidos mientras practicamos nuestro deporte favorito sin inconvenientes ya que están diseñados para que ocupen lo mínimo posible y, a la vez sean cómodos de utilizar.


Compartir
Close