Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El uso adecuado de las diferentes funciones del horno permiten preparar numerosas y variadas recetas con un cocinado más sano y con menos grasas.

Teka, firma líder de electrodomésticos de cocina, ofrece algunos tips, que te permitirán utilizar el horno como un profesional, además de ahorrar el máximo de energía y prolongar su mantenimiento.

  • Mejores posiciones y técnicas para cada tipo de horneado

Los aficionados a la repostería deben tener en cuenta que la mejor posición para hornear un bizcocho es a una altura media, mientras que para la preparación de tartas estilo tatín, la mejor opción es utilizar una bandeja profunda y colocarla en la posición de arriba.

El pan y las pizzas congeladas quedan perfectos en una altura media-baja, así como los asados de ternera.

  • Graduación del calor según el tipo de alimento

Teka, recomienda utilizar el calor superior para hornear los alimentos de forma tradicional como asados de carne y pescado, mientras que el calor inferior es el más adecuado para cocinar al “baño maría”.

El ventilador de aire caliente es muy útil para cocinar repostería mientras que el grill es la mejor opción para alimentos como filetes, tostadas así como para gratinar platos con bechamel y queso fundido.

  • Bandeja vs parrilla

Las posibilidades cada vez son más amplias: desde la tradicional parrilla a bandejas de diferentes niveles de profundidad. En función del tipo de receta que se realice, aconsejamos escoger un recipiente u otro.

La parrilla es perfecta para pizzas y bizcochos mientras que recomendamos una bandeja de diferente profundidad: planas con papel de horno para la cocción de alimentos como galletas o magdalenas y bandejas específicas, en el caso de asados de carne y pescado.

Para facilitar aún más el trabajo, existen bandejas compatibles con otros electrodomésticos de la cocina como la bandeja de fundición de aluminio que puede utilizarse primero en la placa de inducción y después en el  horno, o los accesorios como la bandeja Multicook de Teka, con recipientes individuales que permiten cocinar varios alimentos al mismo tiempo.

  • Conservación del calor y ahorro de energía

Abrir el horno puede llevar a perder entre 25 y 30 grados de calor, obligando al electrodoméstico a trabajar más para recuperar esta pérdida y por lo tanto, malgastar energía.

Si necesitas comprobar el punto del asado, ya no es necesario hacer una incisión. Los nuevos hornos como el modelo iOven de Teka, vienen equipados con una termosonda que permite elegir y comprobar el punto de cocción sin malgastar energía.

Para los que buscan ahorrar al máximo en la factura de la luz, ser recomienda escoger el horno con clasificación A+ y utilizar funciones como la de desconexión automática al abrir la puerta.

Además, si tienes pensado cambiar de horno próximamente y te preocupa el ahorro energético, algunos modelos de hornos de Teka reducen el consumo de electricidad hasta un 20% respecto a los modelos anteriores.

  • Enfriado seguro

Por temas de seguridad, no es recomendable abrir la puerta para enfriar el horno; los hornos de nueva generación ofrecen métodos más seguros como un sistema de ventilación para refrigerar la puerta sin riesgos y sin ocasionar un derroche de energía.

  • Limpieza y mantenimiento

En cuanto a la limpieza, los hornos actuales ofrecen diferentes sistemas de auto-limpieza con calor (pirólisis) o con agua (hydroClean) según tus necesidades.

La pirólisis es el mejor sistema para una limpieza en profundidad. A través de las altas temperaturas, los restos de alimentos y grasas que se adhieren al horno se convierten en pequeñas partículas que se pueden retirar simplemente con un paño. Mientras otros sistemas como hydroClean, con vapor de agua, son perfectos para eliminar la grasa y suciedad del día a día, con sólo un vaso de agua y unas gotitas de detergente vertidas sobre una bayeta.

Los nuevos hornos de Teka son los únicos que ofrecen los dos sistemas de limpieza a la vez.