Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los pequeños de la casa no siempre son conscientes de los peligros de su entorno, sobre todo en estancias como la cocina. Por ello, aprender a bloquear los aparatos electrónicos es, seguramente, el mejor modo de garantizarles un marco seguro pero sin obstaculizar el aprendizaje natural. Así crearemos un entorno en el que puedan ejercitarse, jugar y explorar la casa sin correr riesgos de lesiones por aparatos.

Una vez más, el desarrollo juega a nuestro favor y los electrodomésticos actuales incluyen cada vez más medidas de seguridad para hacer nuestro día a día más fácil, creando un entorno más seguro.

Teka ofrece las claves para sacar el máximo rendimiento a las opciones de seguridad que ofrecen las cocinas actuales.

¿Qué electrodomésticos se pueden bloquear?

Es recomendable mantener el bloqueo de los siguientes electrodomésticos siempre que sea posible:

  • Vitrocerámicas y placas de inducción. Estos son los electrodomésticos más peligrosos de la cocina, ya que no cuentan con una puerta protectora. Pueden calentarse o calentar objetos de su entorno, provocando quemaduras. Por eso, suelen incluir un bloqueo de seguridad que inhabilita sus controles. Pero hay que recordar que la diferencia entre ambas placas es que la vitro tiene una resistencia que se pone caliente sin necesidad de tener un recipiente encima, mientras que con la inducción esto no pasa. En el caso de que utilices fogones de gas, puedes adoptar como hábito bloquear la llave de paso después de cada uso.

  • También puede provocar lesiones por quemaduras, de modo que incorpora un bloqueo para que tu hijo no pueda encenderlo sin querer. Podemos bloquear el panel de control, con lo que el horno no puede ser encendido. Por otro lado, las puertas del horno con hasta 4 cristales que evitan que la puerta exterior esté caliente. En este tipo de hornos de Teka la temperatura máxima que alcanza la puerta es de 27º. En el caso de los hornos pirolíticos incorporan el bloqueo de la puerta durante la limpieza del horno ya que en este ciclo el horno alcanza altas temperaturas. Además, los nuevos modelos de horno incorporan el bloqueo de la puerta durante cualquier función del horno para evitar que los niños puedan abrir la puerta durante el cocinado. Y por último, el sistema SoftClose evita que se pillen los dedos al cerrar la puerta ya que tiene un sistema de cierre suave

  • Lavavajillas y lavadoras. Menos peligroso que los anteriores. Sin embargo, suelen incluir un bloqueo de teclas para que los niños no interrumpan el ciclo de lavado jugando.

Consejos de seguridad en la cocina

Niños y electrodomésticos no es la única combinación complicada de la cocina. Las esquinas pueden ser una amenaza para la inestabilidad de los primeros pasos, y el acceso a ciertos elementos es tan peligroso como una placa de inducción encendida. Desde Teka proponen algunos tips que garantizarán la seguridad de tus hijos cuando te echen una mano preparando la cena:

  • Bloqueo de puertas y cajones 

Los seguros y pestillos para puertas y cajones son imprescindibles para que los productos de limpieza deben estén fuera alcance de los niños así como evitar que puedan acceder a cuchillos y otros elementos cortantes o punzantes. En el caso de los cubos de basura, es importante también mantenerlos alejados, dado que es una potente fuente de gérmenes.

  • Cuidado con las esquinas

Es recomendable redondear las esquinas de los muebles o instalar protecciones de goma o espuma para amortiguar posibles golpes o cortes que pueden producirse en un choque contra una esquina.

  • Vigila la colocación de objetos en zonas de peligro

Mientras estéis en la cocina, asegúrate de que los objetos que puedan provocar un accidente a cualquier miembro de la familia estén alejados de zonas peligrosas (mangos de sartenes hacia el interior de fogones para no provocar enganches accidentales, recipientes como tostadores del que se puede tirar sin querer del cable provocando su caída, objetos colocados en los bordes de mesas y encimeras, etc.)

  • Reserva un espacio para los pequeños

También es recomendable que los pequeños tengan su propio espacio dentro de la cocina. De este modo los mantendrás alejados de los elementos peligrosos a la vez que les enseñas a colaborar en casa.

Aunque en muchas ocasiones nos vemos limitados por una cuestión de espacio, es recomendable dejarles algunos cajones o armarios bajos a su disposición en los que puedes poner sus platos, vasos y cubiertos, que pueden ser de plástico o bambú para evitar cortes, pinchazos y roturas.

Si dejas un espacio para los pequeños no necesitarán jugar con los elementos más peligrosos y llamativos. Ubícalo lejos del fuego y en un lugar que no entorpezca el uso de la cocina, y podrás trabajar junto a tus hijos garantizando su seguridad.

A tus hijos les encantará ayudarte con las tareas del hogar y aprenderán cuestiones de higiene, alimentación y limpieza que les resultarán de vital importancia cuando crezcan.

Para Teka es fundamental la seguridad en tu cocina y trabajan activamente para hacer que sea una parte esencial de tu hogar donde os sintáis cómodos y seguros.